Fuente de Vida

Bendecidos:

Hoy estaremos estudiando el capítulo 4 del Evangelio de Juan. Aquí les dejo las versiones:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Versión Nueva Traducción Viviente
  3. Versión Traducción Lenguaje Actual

Acepción de personas

Es en este capítulo que encontramos la historia de la mujer samaritana. Esta es una historia de redención maravillosa y un gran ejemplo de evangelización, ya que a causa de esta mujer muchos samaritanos se convirtieron y creyeron en Jesús.

El encuentro de esta mujer con Jesús se da en el camino de Jesús hacia Galilea, quien decide pasar por Samaria debido a un plan divino ya establecido por el Padre. La parada en Samaria no era una necesidad geográfica sino una necesidad para la misión de Jesús. Misión que iría en contra de lo establecido por el mundo.

Me explico…los samaritanos eran rechazados por los judíos por causa de la mezcla de sangre gentil y porque ellos habían construido un templo en el monte Gerizim con un estilo de adoración diferente, lo cual no era de agrado para los judíos. Eso sin contar que los judíos consideraban impropio que un rabí (maestro) le dirigiera la palabra a una mujer en público. Jesús tenía como misión restaurar a esta mujer así tuviera que romper con los moldes establecidos por el mundo ya que Jesucristo no hace acepción de personas.

El diálogo entre esta mujer samaritana y Jesús, en mi opinión es uno de los diálogos más fascinantes registrados en la Palabra de Dios. Esta mujer tenía un vacío enorme en su corazón, el cual estaba tratando de llenar con una relación amorosa, llevándola así a vivir una vida de inmoralidad habitual. Lo que no sabía ella era que pronto tendría un encuentro que cambiaría su vida para siempre…su encuentro con Jesús. En este encuentro Jesús iba a responder a las necesidades de esta mujer y en el cual le ofrecerá la oportunidad de recibir el “agua que da vida”.

Agua viva

A través de este encuentro podemos notar como Jesús conduce a la mujer samaritana a darse cuenta del estado de su vida y la guía al arrepentimiento y a una vida nueva con Él. Lo mismo Él hace con cada uno de nosotros y es esta nueva vida en Él la que nos lleva a honrarle y adorarle en espíritu y en verdad diariamente. A través de nuestra adoración nosotros reconocemos y honramos al Dios viviente y a Jesús, la Fuente de Vida. Nuestra meta deber ser siempre adorar al Rey de Reyes y Señor de Señores en todo tiempo.

Aplicación Personal: De la misma manera que esta mujer había creado un hábito de buscar en otras personas el llenar sus necesidades debido a una sed que no podía saciar, nosotros muchas veces también nos encontramos con sed de más y buscamos llenar nuestras necesidades en otras personas o cosas – más reconocimiento, más cosas materiales, relaciones inestables, etc. Depositamos nuestra esperanza en cosas o personas confiando que saciaran esa sed o llenarán ese vacío. Sin embargo, lo que ofrece el mundo es temporal y sin ninguna capacidad de saciar esa sed. Tal vez nos satisfaga momentáneamente, pero eventualmente estaremos igual o más sedientos que antes. Es solo a través de Jesús que seremos saciado completamente…Él es la Fuente de Vida y de la misma manera que Él invitó a la mujer samaritana a tomar del agua que da vida, de la misma forma nos extiende esa invitación a cada uno de nosotros. ¿Has aceptado esa invitación?

Versículos Adicionales: Isaías 44:3Juan 6:35Juan 7:38Juan 5:301° Juan 4:14

Versículo para memorizar: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.” ~ Juan 4:23

La hora viene

Profundice:

  1. ¿De qué manera está usted saciando su sed? ¿Con las cosas que sacian temporalmente o con la Fuente de Vida?
  2. ¿Ha habido algún momento de su vida con el cual se pueda identificar con la mujer samaritana?
  3. La palabra adoración viene del latín adorare, que significa venir a la oración. ¿Qué representa esto para usted?
  4. Comparta un breve testimonio de lo que Dios ha hecho en su vida con algún amigo(a), familiar, o en las redes sociales para la honra y gloria de su nombre.

Oración: Señor, te damos gracias por enviar a tu Hijo, la Fuente de Vida, para saciar nuestra sed, para restaurar nuestra alma y para darnos nueva vida. Ayúdanos a que nuestras vidas sean agradable para Ti y que te den honra para así de esa manera ser testimonio para otras personas y ser instrumento para que otros se conviertan y crean en Ti y en tu santo nombre como lo hizo la mujer samaritana. En el nombre de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Guía de Estudio – Semana 2

Evangelio de Juan

Nos vemos aquí mañana con el capítulo 5. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s