Ríos de Agua Viva

Bendecidos sean todos:

Hoy nos encontramos en el capítulo 7 del hermoso Evangelio de Juan, el Evangelio que nos demuestra claramente que Jesús era Dios hecho carne. En este capítulo encontramos la maravillosa promesa del Espíritu Santo, pero antes aquí las versiones de hoy:

  1. Versión Reina Valera
  2. Versión Dios Habla Hoy
  3. Versión Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy

Rios de agua viva

Entre los eventos del capítulo 6 y los del capítulo 7 han pasado aproximadamente 6 meses y nos encontramos a finales de septiembre y principio de octubre, que es el tiempo en que los judíos celebran la Fiesta de los Tabernáculos. Esta fiesta es un festival de acción de gracias en la cual se conmemora la dirección divina de Israel durante la peregrinación por el desierto.

En el momento apropiado, a la mitad de la Fiesta de los Tabernáculos, Jesús comienza a enseñar. La gente se sorprendió ya que Jesús no había estudiado con ningún erudito judío de reconocimiento. Jesús responde a este asombro diciendo que su enseñanza no era propia sino del que le había enviado.

Es en este capítulo también como les mencioné al principio, encontramos la promesa del Espíritu Santo. En el versículo 38 encontramos una declaración muy poderosa: “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” Estudiemos un poco el trasfondo para poder entender porque Jesús compara el Espíritu con ríos de agua viva.

Agua viva

Cada día, durante la Fiesta de los Tabernáculos, los sacerdotes traían agua al templo en una vasija de oro y durante la procesión la gente recitaba Isaías 12:3: “Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación.” Luego derramaban el agua sobre el altar como una ofrenda a Dios mientras la gente gritaba y cantaba. Debido a esto Jesús contrasta al Espíritu con una fuente (Juan 4:14) e ilustra la diferencia entre el nuevo nacimiento y la experiencia de la plenitud de una vida llena del Espíritu; ya que todo aquel a quien Jesús haya saciado la sed, se convertirá en un canal para revitalizar espiritualmente a otros.

La Promesa

A pesar de que el Espíritu Santo aún no se había hecho presente ni había sido derramado (pues esto ocurriría luego de la muerte y resurrección de Jesucristo) es bien importante que sepamos que el Espíritu Santo existe desde toda la eternidad, igual que Dios Padre y Jesucristo. Este capítulo está anunciando que el tiempo de la bendición que el pueblo de Dios podría experimentar a través de la plenitud del Espíritu se estaba acercando.

Aplicación Personal: Jesús fue lleno de poder y dotado por Dios de manera singular para su misión en esta tierra y sus palabras eran las palabras de Dios. De igual forma Dios nos dota y nos llena de poder para nosotros poder cumplir nuestro propósito aquí en la tierra para gloria de su nombre. Nunca duden de ese llamado maravilloso que Dios ha depositado en las manos de cada uno de nosotros.

Versículos Adicionales: Hechos 2:33Juan 4:10Apocalipsis 22:17, Juan 8:21Mateo 11:27Lucas 24:49

Versículo para Memorizar: “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” ~ Juan 7:38

Profundice:

  1. ¿Por qué piensa usted que Jesús se quedó en Galilea un poco más de tiempo?
  2. ¿A que se refería Jesús cuando dijo que lo buscaran y no lo hallarán pues donde Él iba a estar ellos no podían ir?
  3. Ya hemos visto que Jesús es el Pan de Vida y el Agua que sacia la sed. ¿Que más representa Jesús para usted?

Oración:

Padre, que hermoso saber que a través de tu Hijo sacias nuestra hambre y sed de ti, Señor. Queremos ser llenos de tu presencia y que de nuestros cuerpos fluyan ríos de agua viva. Haz de nosotros instrumentos de esa agua que conduce a vida eterna y gracias por la gran promesa del Espíritu Santo que ha sido derramado sobre cada uno de nosotros. Ayúdanos a continuar en este caminar de la fe y a compartir con otros tu Palabra para que de igual forma de ellos fluya ríos de agua viva. En el nombre de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Guía de Estudio – Semana 2

Evangelio de Juan

Nos veremos aquí mañana con el capítulo 8. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s