Un Hombre por el mundo

Bendecidos sean todos:

Hoy estamos en el capítulo 11…ya solo nos faltan 10 capítulos más para terminar el maravilloso Evangelio de Juan. En este capítulo encontramos el grandioso milagro de la resurrección de un gran amigo de Jesús: Lázaro. Sin embargo, no vamos a entrar mucho en detalles en estos momentos pues como les he mencionado anteriormente, una vez que terminemos todos los capítulos vamos a regresar a estudiar detenidamente todos los milagros que se encuentran grabados en el libro de Juan.

Habiendo dicho eso, aquí les dejo las versiones de hoy:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Versión Dios Habla Hoy
  3. Versión Traducción en Lenguaje Actual

La muerte de Jesús

Nos vamos a concentrar en el complot que se creó para matar a Jesús. Para entender un poco más este capítulo tenemos que hablar un poco del trasfondo histórico de la corte suprema de los judíos de aquel entonces. Esto fue lo que sucedió:

La resurrección de Lázaro por parte de Jesús hizo que muchas personas creyesen en Él y profesaran su fe. Esto originó una reunión del Sanedrín. ¿Qué es el Sanedrín? El Sanedrín era la corte suprema de los judíos compuesta por 71 miembros. En el período del Nuevo Testamento, estaba compuesto por tres grupos: los sumos sacerdotes, los ancianos y los maestros de la ley. El que fungía como presidente era el sumo sacerdote, en ese entonces, Caifás. Bajo la jurisdicción romana se le concedía gran poder al Sanedrín, pero éste no podía imponer la pena capital.

La preocupación de ellos era su auto-preservación, ya que si Jesús continuaba como lo había hecho, entonces la gente continuaría colocando su fe en Él como el Mesías y si los romanos oían que los judíos anunciaban a un Mesías vendrían y destruirían al Sanedrín. Por lo tanto, mucha de la oposición a Jesús era de naturaleza sociopolítica.

A Caifás no le importaba si Jesús era inocente o culpable. Lo que a él le importaba era que la muerte de un hombre valía la pena para la viabilidad de la nación judía bajo el gobierno romano, por lo que acordaron matarle.

Lo que no imaginaba Caifás es que la profecía en los versículos 51 y 52 que él mismo profetizó fue más cierta de lo que él podía haber imaginado. Él profetizó la muerte de Jesús por la nación judía con el objetivo de aliviar las tensiones políticas, sin saber que la muerte de Jesús sería para la salvación espiritual no solamente de la nación judía sino del mundo entero. ¡Gloria a Dios por eso!

Aplicación Personal: El versículo 35 nos dice que Jesús lloró con la muerte de Lázaro. Ahí podemos ver no solo el poder de Jesús para levantar a los muertos, sino las emociones de Jesús movidas por el dolor de aquellos a su alrededor y a quienes Él amaba. Esto nos confirma que Jesucristo era 100% humano y 100% Dios. También nos da una hermosa esperanza al saber que Jesús se apena por nuestro dolor y nuestros pesares. Que de igual manera que Él fue conmovido por las emociones de la gente que Él amaba en aquel tiempo, de igual manera se conmueve por nuestras emociones. Y no tan solo eso, sino que Él entiende nuestro dolor y nuestro pesar. ¿Quién mejor que Él para consolarnos? Él que nos entiende a la perfección.

Jesús lloró

Versículos adicionales: Juan 6:47Juan 9:6-7Juan 17:1Juan 2:23Isaías 49:6

Versículo para memorizar: “Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” ~ Juan 11:40

No te he dicho

Profundice:

  1. ¿Por qué usted cree que Jesús le dio las gracias a Dios por haberlo escuchado al frente de todos allí?
  2. Imagínese que usted presencia la maravillosa escena de la resurrección de Lázaro, ¿cree usted que se hubiera convertido como lo hicieron muchos en ese día?
  3. ¿Qué representa para usted el que Jesús haya llorado?
  4. Jesús clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! y Lázaro resucitó. Cuanto poder y autoridad tiene Jesús que hasta los muertos le obedecen. ¿Cree usted que nosotros los hijos de Dios tenemos esa misma autoridad y poder?

Oración:

Padre, te damos gracias por tu Hijo, la resurrección y la vida. Un hermoso regalo que aún sin merecerlo te plació darnos. También te damos gracias porque de la misma manera que escuchaste a Jesús, también nos escuchas a nosotros. Afina nuestros oídos para que de la misma manera que Tú nos escuchas cuando te hablamos, nosotros podamos escucharte cuando Tú nos hables. En el nombre poderoso de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Guía de Estudio – Semana 3

Evangelio de Juan

Nos vemos mañana con el capítulo 12. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s