La depravación de Sodoma

¡Dios los bendiga, amados hermanos! Hoy nos encontramos en el capítulo 19, un capítulo un poco sombrío y lleno de depravación…más sin embargo, aún en medio de todo eso vemos la misericordia de Dios obrando. Las versiones de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. La Palabra Hispanoaméricana

sodoma

Recordemos que ayer estudiamos la intersección de Abraham por Sodoma con Dios.  A consecuencia, Dios le prometió que si encontraba 10 justos en Sodoma no la destruiría. Lamentablemente en el capítulo de hoy vemos que no se encontraron 10 justos. Al principio del capítulo vemos como los varones de Sodoma, incluyendo grandes y chicos querían abusar de los hombres (ángeles) que estaban hospedándose en casa de Lot.

Era tanta la maldad en ellos, que aún cuando Lot le ofreció sus hijas a cambio de que dejaran a los dos hombres tranquilos se negaron y comenzaron a tratar violentamente a Lot. Los ángeles ciegan a los hombres temporalmente para que no pudieran abrir la puerta y así dejarle saber a Lot que preparara todas sus cosas y huyera de la ciudad pues Jehová la iba a destruir.

Para Lot no fue fácil dejar Sodoma y huir pues como la mayoría de los seres humanos, Lot estaba atado a sus posesiones; pero si quería vivir debía hacerlo. Una vez Lot huye y llega a la ciudad, Jehová destruye a Sodoma y a Gomorra con una lluvia de fuego y azufre. Recordemos también que ayer mencionamos que los juicios de Dios siempre son perfectos y equilibrados. De Dios haber encontrado al menos 10 justos en Sodoma, la ciudad se hubiese salvado, pues Dios hubiese mantenido su promesa para con Abraham.

Lamentablemente, vemos como esa maldad también tuvo influencia de alguna manera u otra en la vida de la familia de Lot. Vemos que la mujer de él perece al ser convertida en estatua de sal porque sus afectos y aferración pertenecían a Sodoma y no a Jehová. Y lo mas triste fue la conducta de las hijas de Lot. Ellas prefirieron el incesto a buscar otra salida a través de la oración. Un hecho sumamente lamentable, pues estos incestos trajeron consecuencias muy desagradables. A través de una de ellas nacieron los moabitas, los cuales fueron responsables de la peor seducción carnal en la historia de Israel; y de la otra nacieron los amonitas, quienes fueron responsables por los sacrificios humanos dedicados a Moloc.

Una familia que se dejó influenciar por sus alrededores y lo que veían día a día. Mas aún así, Dios tuvo misericordia de ellos, no porque hubiesen sido escogidos sino por causa de su tío Abraham. Usted puede ser el canal de bendición y de que la misericordia de Dios sea derramada no solo en su vida sino en las personas que le rodean. Tal vez usted tiene un familiar, un hijo, un esposo alejado completamente de Dios e influenciado por el mundo…pero Dios tiene especial cuidado y misericordia sobre ellos pues Él le ha hecho una promesa a usted. Siga declarando bendiciones para la vida de esa persona y declare a viva voz que usted y su casa servirán a Jehová. Cuando oramos en la voluntad de Dios, tenga por seguro que Él cumplirá.

Aplicación Personal: Vimos aquí que la mujer de Lot fue convertida en una estatua de sal al mirar atrás. Quiero que nos detengamos aquí un momento. La mujer de Lot miró atrás porque estaba completamente atada a sus posesiones y a su vida en Sodoma. No puedo dejar de preguntarme: ¿Cuántas veces nosotros miramos hacia atrás por que estamos atados a nuestra vida pasada? ¿O porque la culpa nos sigue obligando a mirar atrás? ¿O porque Dios te esta llamando a dejar todo y a seguirle pero las posesiones que tienes que dejar ocupan un gran lugar en tu corazón? El mirar atrás nos paraliza, nos convierte en estatuas de sal. Es tiempo de dejar el pasado atrás…donde pertenece y enfocarnos en lo que tenemos adelante…nuestro presente y nuestro futuro. Dios te dice hoy: Levántate, esfuérzate y haz como Pablo, olvida lo que queda atrás, extiéndete  a lo que está adelante y prosigue a la meta…al premio supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Versículos adicionales: Filipenses 3;13-14Judas 1:7Números 25:1-3

Versículo para memorizar: “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.” ~ Génesis 19:26

pil-salt

Profundice:

  1. ¿Qué fue lo más que le impactó de este capítulo?
  2. ¿Ha visto usted la misericordia de Dios ser derramada sobre algún familiar suyo que vive alejado de Dios? Déjele saber a esa persona que la misericordia de Dios está o ha obrado en su vida.
  3. ¿Le ha pedido Dios que deje algo atrás y prosiga hacia adelante y usted se encuentra tentado  a mirar atrás como lo hizo la esposa de Lot?

Oración:

Padre, antes que todo queremos darte gracias por tu misericordia sobre cada uno de nosotros, pues la realidad es ¿qué donde estaríamos si no fuera por ella? Queremos darte gracias porque cada día es una nueva oportunidad para levantarnos, esforzarnos y caminar hacia adelante y proseguir a la meta. Señor, este caminar no es fácil y a veces nos vemos tentados a mirar atrás y a añorar lo que tuvimos que dejar. Te pedimos que nos perdones y nos ayudes a confiar plenamente en tu plan. También te pedimos que si la culpa se apodera de nuestros corazones por cosas del pasado, que Tú remplaces esa culpa con tu infinito amor y tu gracia. Queremos proseguir a la meta, aferrados únicamente a Ti. Ayúdanos, Señor…en el nombre de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Génesis

Libro de Génesis – Cap 19

Espero que tengan un hermoso día y no olvide mirar siempre adelante…prosiguiendo hacia la meta. Nos veremos aquí mañana. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s