Promesa cumplida

Buenas mis amados hermanos. Espero hayan tenido un buen fin de semana. Y si por alguna razón fue un fin de semana un poco difícil, hoy vamos a estar estudiando el capítulo 21 donde veremos la promesa de Dios cumplida en la vida de Sara y Abraham. De igual forma sus promesas son cumplidas en nuestras vidas y eso debe darnos esperanza, aún en medio de las dificultades. Las versiones de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. La Biblia de las Américas

montanas-nevadas,-lago,-reflejo-180427

En este capítulo finalmente presenciamos el nacimiento del hijo prometido, el hijo del pacto realizado por Dios cuando caminó entre los animales mientras Abraham dormía, ¿recuerdan? Todo sucedió tal y como Dios lo había prometido. Llamaron al niño Isaac que significa “Dios me ha hecho reír”. Mas sin embargo esta vez la risa era diferente. No era una risa de incredulidad, era un risa de felicidad. Solo Dios tiene el poder de cambiar nuestras circunstancias.

En este capítulo también vemos, que con el nacimiento de Isaac, también vinieron los celos y otros sentimientos que crearon discordias entre los dos hijos de Abraham: Isaac e Ismael. En una de esas discordias, Ismael estaba molestando a Isaac y Sara se molestó al respecto y le pidió a Abraham que botara a Agar y a Ismael.

Yo me imagino que esta decisión no debió haber sido nada fácil para él. En el versículo 11 vemos como él consideró ese hecho como algo grave. Abraham jamás pensó que se encontraría en la encrucijada de tener que elegir entre dos de sus hijos. Después de todo ningún padre o madre debería encontrarse en esa situación. Sin embargo, Dios había hablado a la vida de Abraham y tampoco podemos olvidar que Ismael fue el hijo que vino al mundo porque Abraham y Sara pensaban que Dios necesitaba ayuda, o sea, según la carne.

Dios fue claro desde un principio. Y como Dios no cambia, Él le dice a Abraham que haga caso a Sara pues Isaac es el hijo de la promesa y que no se preocupe por Ismael pues de él también hará una gran nación por ser descendiente de Abraham. Dios iba a cuidar de Ismael por ser hijo de Abraham. ¡Cuán grande la fidelidad de Dios!

Aplicación Personal: En este capítulo también encontramos un nuevo pacto que Abraham hace con Abimelec y en el versículo 22 Abimelec le dice a Abraham que “Dios esta con él en todo cuanto hace”. Y esto era muy cierto. Más sin embargo, ese privilegio no solamente era por la gran fidelidad y misericordia de Dios…había algo más…la obediencia de Abraham. Abraham era un hombre que a pesar de sus defectos (todos los tenemos), a pesar de sus errores (todos los cometemos) y a pesar de sus inseguridades (todos hemos estado en esa posición en algún momento de nuestras vidas) confiaba en Dios y caminaba en obediencia. Cuando Dios le dijo que le hiciera caso a Sara y que botara a su hijo Ismael junto a Agar, él lo hizo a pesar de que yo estoy segura que debió haber sido sumamente difícil y triste para él. Más adelante estudiaremos cuando Dios lo envía a sacrificar al hijo de la promesa: Isaac y de igual manera obedece. ¿Qué le quiero decir con esto mis hermanos? Que debemos caminar siempre en obediencia, cuando nosotros caminamos por el camino correcto Dios siempre va a estar con nosotros en todo cuanto hagamos. Todos tenemos defectos, todos cometemos errores y todos nos enfrentamos con inseguridades y momentos difíciles pero en medio de todo eso siempre debemos andar agarrados de la mano de Dios y camino a la obediencia.

Versículos adicionales: Galatas 4:29Galatas 4:23Hebreos 11:18

Versículo para memorizar: “Dios está contigo en todo cuanto haces.” ~ Génesis 21:22b

1246491605729_f

Profundice:

  1. Abraham y Sara tuvieron que esperar 25 años para ver el cumplimiento de la promesa. ¿Está usted en espera del cumplimiento de alguna promesa? ¿Le da esperanza esta historia?
  2. ¿Si usted se encontrara en la posición de Abraham respecto a Ismael, cuál hubiese sido su respuesta?
  3. Lea el versículo 19 y explique que representa para usted ese versículo.

Oración:

Padre, cuan hermoso es ver tu fidelidad y tu misericordia para con tus hijos. En este capítulo vemos cuan importante es la obediencia. Reconocemos que Tú solo quieres lo mejor para nosotros y que Tú ves el panorama completo contrario a nosotros que tan solo vemos pequeños pedazos del rompecabezas. A veces se nos hace difícil caminar en obediencia pues hay muchas cosas que no entendemos, pero te pedimos en esta hora Señor que nos ayudes a confiar plenamente en Ti reconociendo tu grandeza y tu soberanía. Ayúdanos a siempre obedecer tu palabra, pues solo así tendremos una vida victoriosa. Te damos gracias porque estas con nosotros en todo cuanto hacemos. En el nombre poderoso de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Génesis

Libro de Génesis – Cap 21

Que tengan un día bendecido. Nos veremos aquí mañana con el capítulo 22. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s