Isaac bendice a Jacob

Hola amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en el capítulo 27 y las versiones son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Palabra de Dios para Todos

Al principio de este capítulo Esaú aún retenía su posición como heredero de las promesas del pacto en la sucesión de Abraham e Isaac, dando a entender que Isaac desconocía que Esaú había vendido la primogenitura. Sin embargo, Dios conoce los corazones y sorpresivamente para muchos, ya Dios había designado que la línea de Jacob sería la escogida. Si bien es cierto que los métodos utilizados fueron engañosos y no del agrado de Dios, algo bien importante que cabe recalcar aquí es que la voluntad de Dios fue cumplida. Muchas veces nosotros los seres humanos pensamos que Dios necesita ayuda y metemos las narices y hasta las manos (como fue el caso de Rebeca) para tratar de ayudar a Dios, pero debemos reconocer que Dios es soberano y Todopoderoso y su voluntad se va a cumplir con o sin ayuda.

Siguiendo con la historia, encontramos que cuando llega el día para que Isaac designara a Esaú como destinatario de la bendición prometida de Dios, Jacob aparece en su lugar con la ayuda y maquinaciones de su madre. Isaac no se percató, aunque hubo momentos de duda, pues estaba ciego y dio su bendición irrevocable a Jacob. Es así como Jacob no tan solo obtuvo la primogenitura sino que también obtuvo la bendición. Sin embargo, como les mencioné, a pesar de que los medios no fueron nada honorables, la voluntad del Señor fue cumplida y su palabra dada a Rebeca cuando nacieron los mellizos en Génesis 25:23.

La bendición dada a Jacob contiene 3 elementos bien importantes: (1) el deseo de prosperidad material (v.28), (2) el deseo de supremacía política (v. 29) y (3) una maldición contra todos los enemigos (v.29). Esta bendición alude a la propiedad familiar, las aspiraciones y las promesas espirituales del padre hacia el hijo; el cual se supone haya sido el hijo mayor.

Finalmente, al enterarse Esaú de lo sucedido y enfurecido por el hecho, trama matar a su hermano una vez Isaac fallezca. Rebeca temerosa de que Esaú fuera a matar a Jacob lo envía a la tierra de ella a casa de un primo para que se apacigüen las cosas y a su vez que pueda conseguir una esposa entre sus parientes.

el_poder_de_la_palabra

Aplicación personal: Cuando Esaú va donde su padre para que le bendiga, Isaac no pudo bendecirlo de igual manera. Las palabras de bendición habían sido ya pronunciadas y no podían ser retiradas. Vemos aquí que los antiguos conocían mejor que inclusive muchos de nosotros el poder de la palabra hablada. Una bendición, una maldición, una palabra de estímulo, una palabra destructiva, pueden tener un gran efecto. Y no solo pueden tener un gran efecto sino que una vez pronunciadas no pueden ser retiradas. Hermanos, debemos ser muy cautelosos con nuestras palabras. Procuremos que siempre que hablemos sea para bendecir, para edificar, para levantar y ayudar a otros. Nosotros como hijos e hijas de Dios estamos llamados a edificarnos los unos a los otros, no a destruir. Las palabras tienen un gran poder, nunca lo olvidemos.

Versículos adicionales: Hebreos 12:16-17Romanos 9:6-13Número 6:24-26

Versículo para memorizar:Dios, pues, te dé del rocío del cielo, y de las grosuras de la tierra, y abundancia de trigo y de mosto.” ~ Génesis 27:28

genesis 27

Profundice:

  1. A causa de este evento, Esaú tuvo animosidad hacia su hermano Jacob y dice la palabra que lo aborreció. ¿Se puede identificar usted con Esaú? De ser así pídale a Dios que lo libere de ese sentimiento.
  2. ¿Cuán importante es para usted el poder de la palabra? Analice y profundice un poco sobre este tema.

Oración:

Padre, sabemos cuanto poder tienen las palabras. Tu palabra nos enseña a edificarnos los unos  a los otros. Hay momentos donde nuestras palabras hacen todo lo contrario y por esas tantas veces te pedimos perdón. Ayúdanos a siempre tener palabras de aliento y que edifiquen a los que nos rodean…palabras de bendición y no de maldición…palabras de amor y no de odio…palabras de luz y no de oscuridad. Te lo pedimos en el nombre poderoso de Jesús…Amén.

Guía de Estudio:

Génesis

Libro de Génesis – Cap 27

Que tengan un día bendecido. Nos vemos aquí mañana.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s