Adorar y Obedecer

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en el capítulo 2 de nuestro nuevo estudio del Evangelio de Mateo. Las versiones del día de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. La Biblia de las Américas

servicio-adoracion2

En este capítulo, Mateo nos narra la historia de los reyes magos, la huida a Egipto y la masacre de los inocentes. Él comienza la historia con tres individuos que se presentaron en la casa de Jesús, que muchos llaman reyes magos o los hombres sabios, y muy pocos le llaman adoradores y de quienes conocemos bien poco. Lo que si sabemos es que no eran seguidores de Dios y que vinieron de muy lejos. Por algún motivo ellos sentían la necesidad de ir a ver al Rey de los judíos sin importar la distancia o más aún el costo de tal viaje.

Ellos viajaron cientos de millas para llegar a donde estaba Jesús junto a su padres y cuando llegaron le ofrecieron sus tesoros y reconociendo la majestad de nuestro Rey se postraron a adorarle. Más adelante en la sección de aplicación personal les compartiré que debemos aprender de estos hombres sabios.

Sabemos por la historia que cuando Herodes se entera que el Rey de los judíos ha nacido decide indagar sobre el asunto con los magos y les dice que cuando lo encuentre le avisen para él también ir a adorarle. Sin embargo, sabemos que sus intenciones eran otras; pero el Señor les revela en sueños que no le avisen a Herodes y nuevamente a pesar de que no son seguidores de Dios deciden obedecerle y regresan a su tierra por otra senda. Al Herodes enterarse, manda a exterminar a todo niño menor de 2 años.

Anterior a esa orden, Dios se le apareció en sueños a José en dos ocasiones más. La primera para decirle que partiera con María y Jesús a la tierra de Egipto pues Herodes tenía la intención de matar a Jesús y la segunda vez para que se fuera para Nazareth. Me llama mucho la atención la obediencia absoluta de José. Él no titubeó en ningún momento ni le pidió explicaciones a Dios…él simplemente creía y confiaba plenamente en Dios.

Es por esta obediencia que Dios le brinda su protección y su cuidado en todo tiempo. Para nosotros poder caminar bajo la protección y guía de Dios nosotros tenemos que aprender a obedecer y a seguir sus instrucciones. ¿Cómo nosotros podemos hacer eso?

  • Teniendo conocimiento de su Palabra
  • Buscando de Él, su guía y su sabiduría
  • Esperando en el tiempo de Él
  • Pidiéndole al Espíritu Santo que nos mantenga sensitivos a su voz
  • Y una vez dada las instrucciones por Dios…Obedecer

Cuando nosotros tomamos la decisión de seguir las instrucciones de Dios y obedecerle, Él siempre nos va a proteger y guiar por el camino del bien.

Aplicación personal: Mencionamos que los tres hombres sabios llegaron a adorar a Jesús. Algo que debemos aprender de estos hombres es que nosotros debemos adorar a Dios por quien Él es y no por lo que Él nos pueda dar. Cuando estos hombres llegaron donde Jesús, Él era un niño menor de 2 años.  Sin embargo, estos hombres sabios reconocieron quien era Jesús y le adoraron por quien Él es. Muchas veces adoramos a Dios por las cosas que Él nos da o por las cosas que le pedimos con la expectativa de recibir. Y no es que esto sea malo, no…pero realmente no debe ser el enfoque de nuestra adoración a Él. Nosotros debemos adorar a Jesús tal y como lo hicieron estos reyes magos. Nuestra adoración a Él debe ser por quien es Él y no por el beneficio que yo pueda recibir a través de mi adoración. 

Versículos adicionales: Salmo 18:30Jeremías 31:15-17Moqueas 5:2

Versículo clave: “Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.” ~ Mateo 2:11

image14

Profundice:

  1. ¿Por qué cree usted que Herodes quería matar a Jesús?
  2. ¿Qué puede usted aprender de José en este capítulo?

Oración:

Padre, te damos gracias por tu Palabra. Gracias por esos grandes ejemplos que nos has dado en este día a través de José y de los tres reyes magos. Ayúdanos Padre, a adorarte en todo tiempo por quien eres Tú y no por lo que puedes hacer Tú por nosotros. Ayúdanos a darte nuestra mejor adoración en agradecimiento a tu gran amor. De igual manera, te pedimos Padre, que nos ayudes a caminar siempre en obediencia siguiendo cada una de tus instrucciones. Sabemos que nuestra obediencia trae como consecuencia tu protección. Te lo pedimos en el nombre poderoso de Jesús…Amén.

Guía de estudio:

Mateo

Mateo – Capítulo 2

Cuan hermoso es nuestro Señor…¿cuántos pueden decir amen? Dios les bendiga hermanos y nos veremos aquí mañana con el próximo capítulo.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s