Somos la sal de la tierra y la luz del mundo

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en la segunda parte del capítulo 5 como les mencioné ayer. Vamos a estar cubriendo del versículo 13 al 48. Vemos que luego de las Bienaventuranzas, Jesús continúa dando unas enseñanzas en unos temas un poco más delicados como lo son el asesinato, el adulterio, el divorcio, el jurar y el amar a tus enemigos. Para muchos estos temas pueden ser un poco más incomodos que las Bienaventuranzas pero también es necesario que el cristiano tenga noción de ellos. Las versiones del día de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy

maxresdefault

El versículo 13 comienza con dos metáforas mencionando que nosotros somos la sal de la tierra y la luz del mundo. Estas metáforas indican la influencia que todo cristiano debe tener sobre el mundo secular cuando está en contacto con ellos. Nosotros estamos llamados a prevenir la corrupción e iluminar a un mundo que anda entre la oscuridad. Nosotros debemos ser canal de esperanza para cada uno de ellos y cuando estamos entre medio de personas que no creen o cuando estamos en medio de la oscuridad nosotros debemos ser esa luz que guía y orienta, ya que el Espíritu Santo de Dios habita en nosotros. ¿Estamos siendo nosotros esa luz para las personas que viven en la oscuridad porque no conocen la verdad?

Jesús continúa aclarando que Él no vino a abolir la ley pero tampoco había venido a preservarla. Él más bien vino a cumplir la ley como parte del propósito de Dios. Luego de esto Jesús da 6 ejemplos específicos sobre como sus enseñanzas cumplen la Ley.

  1. No matar – Jesús profundiza aún más en esto al estipular que este mandamiento no solo prohíbe el acto de matar sino que va más allá aplicándose también al pensamiento y la palabra, a la cólera injusta y a los insultos destructivos; ya que estos pueden también llegar a matar emocionalmente a una persona.
  2. Adulterio – Jesús no se limita a condenar el adulterio en forma física sino que también alerta contra los pensamientos adúlteros.
  3. Divorcio – en el tiempo de la ley los fariseos interpretaban las enseñanzas de Moisés sobre el divorcio (Dt. 24:1) en el sentido de que un hombre podía repudiar a su mujer y por ende divorciarse por cualquier motivo. Sin embargo, Jesús se opone a esta clase de abuso y estipula que solo es permitido el divorcio en caso de adulterio, homosexualidad, prostitución u cualquier inmoralidad sexual.
  4. Jurar – en la ley los fariseos elaboraron complicadas reglas sobre los juramentos y solo los que invocaban el nombre divino eran obligatorios. Sin embargo, Jesús enseña que el uso de un juramento es superfluo pues la palabra dada debe ser suficiente. Jurar equivale a confesar que no siempre decimos la verdad y ese no debe ser el caso de un verdadero cristiano.
  5. La Ley del Talión – “Ojo por ojo y diente por diente”: Esa ley no pretendía alentar la venganza personal, sino proteger al ofensor de un castigo más severo que el que merecía su ofensa; pero Jesús prohíbe la venganza al insistir sobre las actitudes positivas al enfrentar el mal que nos llegue. Él es nuestro mayor defensor y debemos dejar toda justicia en manos de Él.
  6. Amar a tus enemigos – Fácil es amar al amigo y al que siempre está de tu parte pero que tal amar al que es nuestro aguijón o a nuestros enemigos. El amor no es solo una cuestión de sentimientos, debe ir mas allá. El amor verdadero va de la mano con bendecir, orar y tener buenos deseos hacia esas personas que de alguna manera u otra nos han hecho daño. De la misma manera que Dios envía la lluvia y hace que el sol brille sobre los justos e injustos, así debemos nosotros amar a nuestros amigos y a nuestros enemigos.

Finalmente, vemos que Jesús nos exhorta a ser perfectos estableciendo así un ideal y aunque jamás podremos alcanzar ese ideal en este espectro de nuestras vidas, debemos anhelar alcanzarla algún día y procurar parecernos a Jesús  cada día más.

Aplicación personal: Como seguidores de Cristo nosotros estamos llamados a anhelar una transformación de adentro hacia afuera. Esta transformación más allá de reglas y regulaciones debe estar basada en amar a Dios por sobre todas las cosas con todo nuestro corazón, nuestra alma y nuestra mente (Mt. 22:37). A medida que conozcamos más a Dios y entendamos su infinito amor vamos a querer agradarle y vamos a vivir conforme a su Palabra…incluyendo el amar a nuestros enemigos.

Versículos adicionales: Lucas 8:16Gálatas 3:24Colosenses 1:28

Versículo clave: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” ~ Mateo 5:48

15e2e5bf6906bb20276899daccdd026c

Profundice:

  1. De un ejemplo o varios de como Dios lo ha ido transformando de adentro hacia afuera.
  2. ¿Qué representa para usted el que Jesús nos manda a amar a nuestros enemigos? Permítase ser sincero con usted mismo.

Oración:

Padre, te damos gracias por las enseñanzas que nos das a través de tu Hijo Amado. Ayúdanos a parecernos cada día más y más a Él. Líbranos de pecar con nuestros labios y con nuestras acciones, quita todo deseo de venganza pues reconocemos que solo tuya es la justicia y Tú eres nuestro defensor. Ayúdanos a perdonar y amar a todo aquel que de una manera u otra nos ha herido y a bendecirles al igual que Tú nos bendices. Sana nuestro interior y se nuestra fortaleza. En el nombre de Jesús…Amén.

Guía de estudio:

Mateo

Mateo – Capítulo 5 (2)

Espero tengan un día bendecido y nos veremos aquí mañana con el próximo capítulo.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s