Fe que maravilla a Dios

Bendecidos sean todos, mis amados hermanos. En el día de hoy nos toca estudiar el capítulo 8 de nuestro estudio del Evangelio de Mateo. En este capítulo vemos el comienzo del ministerio de sanidad de Jesús en el cual presenciaremos 5 sanidades y un gran milagro. Las versiones de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Traducción en Lenguaje Actual

Milagros de Jesucristo

El capítulo comienza con la sanidad de un leproso. La Palabra dice que Jesús le tocó y al instante su lepra desapareció. A través de este milagro Jesús muestra su poder sobre la enfermedad y su autoridad sobre la ley, ya que ésta prohibía el contacto físico con los leprosos. Luego, Él sana al siervo de un centurión (yo le llamo el centurión con la fe que maravilla a Dios). Vamos a profundizar más en él ya mismo. Vemos también que Jesús sana a la suegra de Pedro (una sanidad completa e inmediata) y libertó a muchos echando fuera demonios.

Pero de todos estos milagros, el más que me llama la atención es el del siervo del centurión. Pienso que el motivo por la cual me llama mucho la atención es por la fe de este individuo. Veamos la historia: Jesús terminaba de dar sus enseñanzas en el sermón del monte y cuando va entrando a Capernaum, un centurión (oficial militar a cargo de 100 soldados) se le acerca para pedirle que por favor sane a su siervo que está paralítico. Jesús con la compasión que lo caracteriza le dice: “Yo iré y le sanaré” (v.7); más sin embargo el centurión le responde con toda la humildad del mundo que él no es digno de que entre en su casa y que tan solo pronuncie la Palabra y su siervo sanará. Este centurión tenía un entendimiento profundo de la autoridad de Dios y confiaba plenamente en Él; él sabía que Jesús no tenía que ir a su casa para sanar a su siervo.

Esto, mis amados hermanos, maravilló a Jesús al punto de que Él mismo dijo que no había hallado tanta fe ni tan siquiera en Israel. Este centurión presenció el maravilloso milagro y el gran poder de Jesús por su fe y el Señor quedó maravillado. ¡Cómo me gustaría ser una mujer que maraville a Dios con mi fe! Y a través de esa fe experimentar su poder incomparable.

Aplicación personal: En este capítulo también Mateo nos relata de otro gran milagro donde Jesús calma la tempestad. Pueden encontrar la historia en los versículos 23-27. Este milagro demuestra que la autoridad de Jesús reina sobre toda la tierra, incluyendo la naturaleza. Esto es algo que nosotros como Hijos de Dios debemos entender y creer y no ser como sus discípulos que no tuvieron fe. Jesús mismo los llamó hombres de poca fe (v.26). Poca fe denota una fe que carece de confianza o que confía muy poco. Nosotros tenemos la elección de tener una fe que maraville a Dios como el centurión o tener poca fe como la de los discípulos. La decisión es nuestra.

Versículos adicionales: Juan 9:38Salmo 89:9Hebreos 11:1

Versículo clave: “Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.” ~ Mateo 8:13

Slide1

Profundice:

  1. Haga un contraste entre el centurión y los discípulos y analice con quien se puede identificar más.
  2. ¿Qué pasos puede usted tomar para que Dios acreciente su fe?

Oración:

Padre, queremos darte gracias por tu gran misericordia que fue demostrada a través de los milagros de tu Hijo Amado, Jesús. También queremos tener una fe que te maraville al igual que lo hizo ese centurión. Ayúdanos a tener un corazón humilde y compasivo y un corazón que reconozca y entienda tu poder y autoridad sobre todas las cosas establecidas en esta tierra. Quita toda incredulidad que pueda existir en nuestras corazones y acrecienta nuestra fe. En el nombre de Jesús…Amén.

Guía de estudio:

Mateo

Mateo – Capítulo 8

Estaré orando para que Dios acreciente nuestra fe al punto de maravillar a Dios. Que tengan un hermoso día y pasen un fin de semana bendecido. Nos veremos nuevamente aquí el lunes con el capítulo 9. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s