Parábolas del reino

Hola, mis amados hermanos. Dios les bendiga. Hoy llegamos a la mitad de la narración de Mateo con el capítulo 13. En este capítulo encontramos que Jesús opta por una manera muy peculiar de enseñanza: las parábolas. Las parábolas son relatos cortos y metafóricos que están diseñadas para enseñar verdades sobre realidades espirituales de manera que revelen discernimiento a aquellos que están abiertos a las declaraciones de Jesús sobre sí mismo. Las versiones de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Nueva Biblia al Día

Las Parabolas de Jesus y su significadoEn este capítulo vamos a encontrar ocho parábolas enseñadas por Jesús tanto a personas escépticas como a sus discípulos. Comenzó sus enseñanzas con la parábola del sembrador. Está parábola describe cuatro tipo de semillas, que representan cuatro maneras en que las personas responden a la Palabra de Dios. La única respuesta adecuada y salvadora es la que persevera hasta que lleva una cosecha de fruto abundante, y soporta los obstáculos que al principio puedan interponerse.

Luego nos narra la parábola del trigo y la cizaña, la cual advierte contra los intentos humanos prematuros de usurpar el papel de Dios. A pesar de los ataques del enemigo que enfrentamos los cristianos, un verdadero discípulo nunca debe tratar de usurpar el papel de Dios. En cuanto a la parábola del grano de mostaza y la levadura, ambas prometen grandes finales para el reino de Dios a pesar de sus comienzos desfavorables.

Más adelante encontramos las parábolas del tesoro escondido, la perla de gran precio, la red y la del escriba instruido por el reino de los cielos. Las primeras dos describen el valor inestimable del reino y la necesidad de sacrificar lo que sea necesario para entrar en él. La parábola de la red se parece a la del trigo y la cizaña pero con énfasis sobre el juicio final y los únicos dos destinos que la humanidad confronta.

Finalmente, encontramos la comparación de un cristiano bien instruido con el dueño de una casa que encuentra tesoros valiosos en su depósito, tanto viejos como nuevos, haciendo alusión al antiguo y al nuevo pacto.

Aplicación personal: Hay muchas cosas que podemos aprender de la parábola del sembrador. Sin embargo una de las enseñanzas que más atesoro es el hecho de que para nosotros poder recibir la Palabra y que quede sembrada en nuestros corazones y crezca el suelo (todo lo que está dentro de nuestro corazón) debe ser fértil. ¿Cómo podemos mantener nuestro corazón fértil? Debemos comenzar por arar en las profundidades de nuestro corazón para sacar toda falta de perdón, azar toda raíz de amargura, extraer todas las malas hierbas (cizaña) y por último, fertilizar nuestro corazón diariamente a través de la lectura y aplicación de la Palabra de Dios.

Versículos adicionales: Hechos 28:26-27Mateo 3:12Filipenses 3:7-8

Versículo clave: “Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga.” ~ Mateo 13:43

el-dia-del-senor-15-728

Profundice:

  1. ¿Por qué piensa usted que Jesús usó parábolas para traer sus enseñanzas?
  2. ¿Cuál de las parábolas le gusta más y por qué?

Oración:

Padre, te damos gracias por las enseñanzas que nos das a través de tu Palabra. Te pedimos que prepares nuestros corazones para una gran cosecha. Fertiliza nuestro suelo y saca todo aquello que pueda impedir que tu semilla florezca. Queremos ser oidores y hacedores de tu palabra. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Mateo

Mateo – Capítulo 13

Espero tengan un buen fin de semana. Dios les bendiga!

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s