Crucifixión y muerte de Jesús

Buenas mis amados hermanos, hoy nos encontramos en el capítulo 27 de nuestro estudio de Mateo. Este capítulo nos lleva rápidamente a la sentencia y ejecución de Jesús, eventos que ocurrieron en el día que ahora llamamos Viernes Santo. Las versiones de hoy son:

  1. Versión Reina Valera 1960
  2. Nueva Biblia al Día

hqdefault-3

Luego de los judíos confirmar el veredicto, éstos enviaron a Jesús donde Poncio Pilato, el gobernador romano en ese tiempo.  A Pilato realmente no le importaba si Jesús había blasfemado o no según la ley judía, a él lo que le importaba era mantener su posición política. Es por esta razón que a pesar de estar convencido de que Jesús no había cometido crimen alguno contra el imperio y a pesar de las advertencias de su esposa, él accedió al pedido de los líderes judíos y de la muchedumbre y lo entrega a sus soldados, quienes se burlaron de Él y luego lo prepararon para llevarlo al lugar de la ejecución.

Mateo ofreció pocos detalles acerca de la crucifixión en general, pues él estaba más interesado en las reacciones de otras personas y de la naturaleza misma. Las multitudes y los líderes judíos se burlaron y no entendieron. Jesús soportaría la agonía al máximo y hasta el fin sintiendo así el abandono de Dios en una manera que apenas podemos explicar o imaginar.

Aún más notable fue el testimonio de la naturaleza. Tinieblas acompañaron las tres horas finales de Jesús sobre la cruz (desde las 12:00 a las 3:00 p.m.). Después de su muerte la cortina del templo se partió en dos. Un terremoto desordenó los cementerios y después de la propia resurrección de Jesús otros santos del Antiguo Testamento fueron resucitados, aparentemente como muestra de que la resurrección de Cristo es por cierto las primicias del destino de todos los creyentes. Finalmente, la escena del entierro enfatizó la realidad de la muerte de Jesús; pero lo que pocos sabían era que la muerte no vencería al Hijo del Hombre.

Aplicación personal: Cuando Jesucristo da su último respiro, la cortina del templo se partió en dos, lo que significaba un nuevo e íntimo acceso hacia el Padre. Es por la muerte de Jesús que tanto los judíos como los gentiles (nosotros) tenemos ahora acceso directo al Padre. Podemos ahora acercarnos confiadamente al trono de su gracia. Demos gloria a Dios por eso.

Versículos adicionales: Zacarías 11:12-13Salmo 22:18Salmo 22:1

Versículo clave: “Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron;” ~ Mateo 27:51

Cristo-en-la-Cruz-e1459198756471

Profundice:

  1. Medite en este capítulo y reflexione que significa para usted la crucifixión y muerte de Jesucristo.

Oración: 

Padre, te damos gracias por tu Hijo, ese que entregaste para que muriera por cada uno de nosotros para poder tener vida eterna. Gracias porque a través de Él, el velo fue roto y ahora tenemos acceso directo hacia Ti. No permitas que menospreciemos tan hermoso privilegio. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Mateo

Mateo – Capítulo 27

Nos veremos aquí mañana con el último capítulo del Evangelio de Mateo. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s