A pesar de todo, grande es su misericordia

Buenas, buenas, mis amados hermanos. Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en el capítulo 9 de nuestro estudio. Hasta este momento hemos estudiado 4 plagas: las aguas se convierten en sangre, la plaga de las ranas, la plaga de los piojos y la plaga de las moscas. Hoy estudiaremos 3 más. Las versiones del día de hoy son:

Éxodo 9

En este capítulo como les mencioné encontramos 3 plagas más como parte del juicio de Dios hacia Faraón. El corazón de Faraón sigue endurecido y se endurece cada vez más, por lo cual Dios continúa con sus grandes señales y milagros para demostrarle a Faraón que Él es el único Dios y que tiene que dejar ir a su pueblo para que lo adoren.

La quinta plaga de esa serie de 10 es la muerte del ganado de los egipcios. Es muy probable que esta plaga haya sido un ataque directo a la diosa Atos, quien era la diosa madre de Egipto, la cual era a veces representada por una vaca. La sexta plaga es la de las úlceras que creaban un sarpullido produciendo así erupciones y llagas en la piel. La séptima plaga es la de los granizos. Vemos que antes de enviar esta plaga, Dios afirmó que solo Él es el Señor. Esta tormenta de granizo que hubo se consideraba un milagro ya que en Egipto no llovía y nunca había caído granizo de la magnitud tan destructora y severa como fue. Este ataque fue hecho contra la diosa de la vida, Isis y contra el protector de las cosechas, Seth.

Finalmente, vemos que Faraón manda a llamar a Moisés para que ore para que Dios haga cesar el granizo confesando así que ha pecado y que dejará ir al pueblo. Moisés hace lo indicado y tan pronto Faraón ve que el granizo cesa nuevamente su corazón se endurece y no deja ir al pueblo.

Versículos de reflexión:

“Envía, pues, a recoger tu ganado, y todo lo que tienes en el campo; porque todo hombre o animal que se halle en el campo, y no sea recogido a casa, el granizo caerá sobre él, y morirá. De los siervos de Faraón, el que tuvo temor de la palabra de Jehová hizo huir sus criados y su ganado a casa; mas el que no puso en su corazón la palabra de Jehová, dejó sus criados y sus ganados en el campo.” Éxodo 9:19-21

De estos versículos podemos aprender 2 cosas sumamente importantes para la vida del cristiano:

  1. Dios es Todopoderoso y sobre todo Misericordioso – Dios le dijo a Faraón como salvar a la gente y los animales siguiendo sus instrucciones. Dios siempre tendrá misericordia de las personas y mucho más de sus hijos. Más sin embargo, no podemos olvidar que también Dios es Todopoderoso, Soberano y Justo.
  2. A cualquier ofrecimiento de Dios nosotros podemos responder de dos maneras: aceptación o rechazo – Las consecuencias que ambas acarrean son obviamente muy distintas. Los siervos de Faraón que tuvieron temor de la palabra de Dios y siguieron sus instrucciones se salvaron.

Procuremos ser como esos siervos que tuvieron temor de Dios y tengamos corazones siempre dispuestos y aceptos a los ofrecimientos de Dios y a seguir sus instrucciones.

Oración:

Moldea

Padre, te damos gracias por tu misericordia. Si no fuera por tu gran misericordia, ¿dónde estaríamos? Prepara nuestros corazones para siempre estar prestos y dispuestos a aceptar tus ofrecimientos y seguir tus instrucciones. Moldea nuestros corazones para que nuestro anhelo sea siempre agradarte. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Slide1

Éxodo – Capítulo 9

Espero tengan un hermoso día y los veo aquí mañana. Dios les bendiga,

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s