Décima y última plaga

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Espero hayan pasado un buen fin de semana largo para los que se encuentran en los Estados Unidos. Hoy continuamos con nuestro estudio de Éxodo con el capítulo 11. Las versiones de hoy son:

Hasta ahora hemos visto el juicio de Dios sobre Faraón a través de 9 plagas devastadoras que han dejado la tierra prácticamente en ruinas.  Comenzamos a ver que los egipcios comienzan a desesperarse pues se está comenzando a sentir una escasez económica. Sin embargo, aún así Faraón se mantiene más firme que nunca y con su corazón endurecido hasta más no poder. Su orgullo va por encima de las necesidades de su tierra.

cuando-el-olfato-de-los-perros-salva-vidas-y-atrapa-ciberdelincuentes

Pero lo que no sabía Faraón es que esta última plaga que Dios traería sobre Egipto le costaría más de lo que Él se pueda imaginar. Y no tan solo le iba a afectar a él, sino a toda familia egipcia e inclusive hasta al ganado. La hora de Dios liberar a su pueblo de 400 años de esclavitud había llegado. Tantos años de opresión llegarían a su fin más pronto de lo que todos esperaban y a un precio muy alto para Faraón y los egipcios. Todo primogénito moriría en todas las familias egipcias…todas. En esta plaga quedaría demostrado que no solamente Dios tiene el control de la naturaleza; sino también de la vida y la muerte.

Versículo de reflexión:

“Pero contra todos los hijos de Israel, desde el hombre hasta la bestia, ni un perro moverá su lengua, para que sepáis que Jehová hace diferencia entre los egipcios y los israelitas.” ~ Éxodo 11:7

Una vez más Dios brinda su protección a los hijos de Israel: su pueblo. Esta última plaga tocaría a todas las familias de Egipto a excepción de ellos. Todo primogénito y todo el ganado permanecería con vida para que todas puedan ver que Dios hace diferencia entre ellos. Al igual que Dios en ese momento hizo diferencia con el pueblo de Israel, de igual manera Él hace diferencia con nosotros sus hijos y nos protege de toda artimaña del enemigo. Nosotros estamos cubierto con la sangre del gran Cordero y ninguna arma forjada prosperará en contra de nosotros.

Oración:

Padre, una vez más queremos darte las gracias por tu protección y por ese gran sacrificio de tu hijo amado para que su sangre nos cubriera y nos diera poder sobre toda obra del maligno. Sabemos que tu amas a toda tu creación pero tienes especial cuidado de los tuyos. Gracias por que con amor nos trajiste a donde Ti y hoy nos podemos llamar tus hijos. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Slide1

Éxodo – Capítulo 11

Tengan un hermoso día y el Señor los bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s