El monte de Sinaí

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en el capítulo 19 donde el pueblo de Israel experimentará la presencia de Dios en el monte Sinaí. Las versiones del día de hoy son:

El pueblo de Israel ya ha sido liberado y han visto los grandes milagros que Dios ha hecho para liberarlos y protegerlos de la opresión de los egipcios. Ahora no solo iban a saber lo que era estar en libertad sino también iban a ser parte del especial tesoro de Dios y gente santa. Esto se refería que iban a ser apartados para dedicarse al servicio de Dios. Sin embargo habían dos instrucciones muy importantes que ellos tenían que seguir: oír la voz de Dios y obedecerle y guardar los mandamientos de Dios. En ese momento ellos estaban dispuestos.

450e721080094df614e3929e65f16329

En este capítulo también presenciamos un evento muy importante para el pueblo de Dios. En estos tiempos el pueblo no tenía acceso directo a Dios, habían limitaciones y no podían acercarse a Él pues si lo hacían morirían, pero aún así Dios quería demostrarle su presencia en el monte Sinaí pero para esto tenían que preparase. Moisés les dio indicaciones al pueblo por orden de Dios a que lavaran sus vestidos, no tuvieran relaciones íntimas con sus esposas y finalmente y la mas importante que se prepararan espiritualmente. Para prepararse espiritualmente ellos tenían que apartarse de todo aquello que normalmente ellos se ocupaban. Finalmente, Dios desciende en forma de fuego y todo el monte se estremecía grandemente dando así a su pueblo la gran experiencia de sentir su presencia.

Versículo de reflexión:

“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.” ~ Éxodo 19:5

No hay duda alguna de que nosotros somos el especial tesoro de Dios. Mejor prueba de esto que enviar a su único Hijo a morir por nosotros no hay. Sin embargo, creo que hay algunas preguntas que nosotros debemos hacernos para reflexionar un poco más en el tema. Vea que digo reflexionar, no condenarnos. No olvidemos que la gracia de Dios es infinita.

  1. ¿Estamos oyendo la voz de Dios?
  2. ¿Le estamos obedeciendo?
  3. ¿Estamos guardando sus mandamientos?
  4. ¿Nos preparamos debidamente cada vez que vamos a entrar a la presencia de Dios?
  5. ¿Temblamos en reverencia ante su presencia?
  6. ¿Tenemos la mejor actitud?
  7. ¿Le pedimos a Dios que limpie nuestros corazones?

Si usted tiene el anhelo de agradar a Dios en todo tiempo, ese mis amados hermanos, es el primer paso.

Oración:

972fb98e465f9bb0f6678fe41008f7bdPadre, te damos gracias por tu Hijo pues a través de Él podemos entrar libremente a tu presencia pues tenemos acceso directo hacia Ti. Sabemos que somos tu especial tesoro y queremos agradarte en todo tiempo. Ayúdanos a siempre estar afines a tu voz, a obedecer tu Palabra, a guardar tus mandamientos. No hay nada más hermoso que estar en tu presencia, pero para ello queremos estar limpios delante de Ti. Reconocemos que estamos lavados con la sangre de Cristo que quita el pecado del mundo, pero si hubiese cosas que no te agradan por favor redargúyenos y sácalas de nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Slide1

Éxodo – Capítulo 19

Espero tengan un hermoso viernes y pasen un fin de semana espectacular. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s