Se renueva el pacto

Buenas mis amados hermanos, espero hayan tenido un hermoso fin de semana. Como les mencioné la semana pasada, ya estamos en los últimos capítulos de nuestro estudio de Éxodo. El capítulo que estudiaremos hoy es el 34 y las versiones de hoy son:

Ya sabemos que cuando Moisés bajó del monte Sinaí y vio que el pueblo de Israel estaba adorando a un becerro de oro, tanto fue el coraje que rompió las tablas que Dios había escrito con su dedo para el pueblo. Sin embargo, nuestro Dios misericordioso y piadoso le ordena a Moisés que prepare dos tablas nuevas para poder volver a escribir las palabras del pacto que estaba a punto de renovarse. Moisés hace como Dios le ordena y pasa 40 días y 40 noches una vez más en el monte Sinaí.

what-are-ten-commandments_472_314

Vemos también que Dios renueva su pacto con el pueblo y le da claras instrucciones al pueblo, no para limitarlos sino para protegerlos. Esto es algo que nosotros los cristianos debemos siempre tener presente. Cuando Dios nos da una serie de instrucciones a seguir, no es porque Dios quiere limitarnos sino porque Dios mejor que nadie sabe lo que nos conviene y lo que no y Él quiere protegernos. ¿Qué padre no quiere proteger a sus hijos?

Entre estas instrucciones se encontraban:

  • No podían adorar a ningún otro Dios que no fuera Él – por razones obvias, Él es el único y verdadero Dios.
  • No podían hacer alianza con ninguno de los moradores de la tierra que Dios les daría – eran idolatras y Dios quería protegerlos de eso.
  • Debían siempre celebrar la fiesta de los panes sin levadura, la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega y el trigo y la fiesta de la cosecha a la salida del año – estas fiestas eran celebradas en conmemoración de lo que Dios había hecho por el pueblo de Israel y como recordatorio de donde Dios los sacó.
  • Todo primogénito era del Señor – tanto los hijos como el ganado.
  • Tenían que descansar al séptimo día – el día de descanso es bien importante para Dios y Él se los hizo saber a su pueblo.

Estas instrucciones junto a otras más fueron dadas al pueblo de Dios y las tablas fueron nuevamente escritas. Cuando Moisés bajó del monte, su rostro estaba resplandeciente. Cuando alguien entra en la presencia de Dios, es imposible que el mundo no lo note. Vivamos de tal manera que la gente que no nos conoce vean nuestro rostro resplandeciente y noten algo diferente…no olvidemos que nosotros somos la luz del mundo.

Versículo de reflexión:

“Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.” ~ Éxodo 34:1

Ya sabemos lo que sucedió con el incidente del becerro de oro y como Moisés reaccionó. Moisés obviamente actuó bajo coraje. Sin embargo nosotros le servimos a un Dios piadoso, misericordioso y tardo para la ira que se reunió nuevamente con Moisés para darle un set de tablas nuevas. Dios estuvo dispuesto a volver a escribir las tablas por amor a su pueblo.

Que hermoso que en vez de castigar a Moisés por su falta de auto control, Él derrama su misericordia sobre él y el pueblo y vuelve a escribir las tablas. De igual manera Él hace con nosotros. Dios muchas veces tiene que volver a escribir sus instrucciones en nuestros corazones pues al igual que Moisés flaqueamos ya sea por coraje o por alguna otra razón. Lo importante aquí es que tengamos corazones dispuestos a lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas. La misericordia de Dios, su compasión y su amor siempre será derramado sobre nosotros. Gloria a Él por eso.

Oración:

Padre, te damos gracias por tu gran misericordia, por tu carácter piadoso y lento para la ira. Gracias por tu infinito amor y porque estás dispuesto a volver a escribir las instrucciones necesarias para que caminemos bajo tu voluntad. Gracias por tu Espíritu Santo quien es el que se encarga de guiarnos en todo momento. Reconocemos que tus instrucciones son por amor y para protegernos y no para imponernos limitaciones. Ayúdanos a tener corazones siempre dispuestos a recibir tu instrucción. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Slide1

Éxodo – Capítulo 34

Espero tengan todos un hermoso lunes y nos veremos aquí mañana con el capítulo 35. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s