Disposición

Hola hermanos, Dios les bendiga. ¡Feliz Miércoles! Hoy nos encontramos en el capítulo 36 y las versiones de hoy son:

ff5456602736a074c4e27864a972dfbd

Este capítulo consta mayormente de la construcción del tabernáculo y ofrece detalles al respecto. Sin embargo, quiero enfocarme en la disposición del pueblo de Israel de dar más de lo necesario, al punto que el tabernáculo fue construido libre de deudas ya que hubo materiales de manera abundante y hasta sobraron. Inclusive, Moisés se vio en la obligación de decirle al pueblo que pararan sus ofrendas pues ya tenían más que suficientes.

En el capítulo 31 estudiamos que Dios llamó a Bezaleel y a Aholiab para trabajar en la construcción del tabernáculo y los llenó de su Espíritu para que éste les proveyera el conocimiento y la sabiduría necesaria para tal tarea. Sin embargo, nada de eso hubiese sido posible sin la disposición de los israelitas de ofrendar todo lo necesario para dicha tarea. Aquí vemos un claro ejemplo de que nosotros solo necesitamos tener la disposición de trabajar en la obra de Dios y Él se encargará de equiparnos para dicha tarea y darnos los talentos, el conocimiento y la sabiduría necesaria para tal.

Considero que esto es un gran ejemplo de como nosotros los cristianos estamos llamados a servir en la Iglesia de Cristo. Debemos tener corazones dispuestos y dejar que Dios se encargue del resto. Es la combinación perfecta: Dios nos da el talento y nosotros ponemos la disposición.

Versículo de reflexión:

798849

“El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga.” ~ Éxodo 36:5b

Estas fueron las palabras que algunos maestros israelitas le dijeron a Moisés pues era tanta la disposición del pueblo de Israel de contribuir a la obra de Dios que trajeron tantos y tantos materiales que Moisés tuvo que decirles que no trajeran más. Creo que podemos aprender mucho de ellos. ¿Es nuestras disposición la misma? Estoy consciente que estamos viviendo en tiempos difíciles pero no limitemos nuestras disposición a solo términos monetarios…hay muchas maneras de servir y ofrendar a Dios, no es solamente con dinero. Acuérdese como dijimos ayer, Dios no necesita nuestro dinero pero si nuestras voluntad y un corazón dispuesto. ¿Estamos dispuestos? Que nuestra contestación siempre sea: Señor, heme aquí.

Oración:

Padre, glorificamos y exaltamos tu santo nombre. Queremos tener corazones dispuestos y que nuestras ofrendas y adoración reflejen esa disposición. Te damos gracias pues sabemos que cuando Tú nos llamas, Tú nos capacitas y depositas en nosotros los talentos necesarios para llevar a cabo tu obra. Es a través de Ti que lo podemos hacer. Crea en nosotros corazones dispuestos y que nuestros labios siempre pronuncien un heme aquí, Señor. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Guía de estudio:

Slide1

Éxodo – Capítulo 36

Tengan todos un hermoso día. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s