Dios entre y en nosotros

Buenas mis amados hermanos, Dios les bendiga! Hoy nos encontramos en el último capítulo de nuestro estudio del Libro de Éxodo. Ha sido un recorrido super interesante y reconfortante al saber que Dios siempre se encuentra en medio de su pueblo. En el capítulo de hoy vemos que el tabernáculo es cuidadosamente ensamblado e inaugurado y también se reitera una vez más el mensaje central de Éxodo: Dios está presente en medio de su pueblo. Las versiones de hoy son:

En el primer día de un año nuevo, Dios le dio instrucciones a Moisés de ensamblar y poner todo en su sitio en el tabernáculo juntamente con ungir todo instrumento y a los que serían sus sacerdotes, Aarón y sus hijos, como una manera de consagración y de hacerlos santos. Tan pronto Moisés terminó la obra, la presencia de Dios habitó en ese lugar en forma de una nube. Esta presencia es conocida como la Shekinah de Jehová y en esta ocasión era manifestada de manera visible. Pienso que Dios quería hacerles ver claramente que Él estaba con ellos.

images-5

De igual manera que Dios estaba con el pueblo de Israel, Él está con nosotros. En el Nuevo Testamento, vemos que Dios decide habitar nuevamente en medio de su pueblo pero esta vez no habitaría en un tabernáculo sino dentro de cada uno de nosotros. Que privilegio tan hermoso. El Espíritu Santo de Dios habita en nuestros corazones cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Y al igual que los sacerdotes del Antiguo Testamento debían estar limpios y ser santificados, de igual manera nosotros. Dios nos limpia y nos santifica a través de su Palabra y a medida que nosotros le obedecemos siguiendo sus estatutos perpetuos.

Debemos preguntarnos, ¿es la presencia de Dios que habita en nosotros evidentes para el mundo? ¿Están nuestras palabras, pensamientos y acciones reflejando la gloria de Dios? ¿Estamos cuidando nuestro cuerpo que es el templo del Espíritu Santo de Dios? Valoremos ese hermoso privilegio.

Oración:

Padre, te damos gracias por tu hermosa presencia. Gracias porque decidiste no solo habitar entre nosotros sino en nosotros a través de tu Espíritu Santo. Anhelamos que nuestras vidas a través de nuestras acciones reflejen esa hermosa gloria que solo tu presencia puede manifestar. Ayúdanos a siempre caminar en tu voluntad, a obedecerte y a seguir tus estatutos perpetuos. Límpianos de toda impureza que contamine nuestro cuerpo y nuestra mente y de todo aquello que impida que nosotros glorifiquemos tu Santo nombre. En el nombre poderoso de Jesús, Amén.

Espero tengan todos un hermoso día. Mañana concluiremos el estudio con varios puntos del Libro de Éxodo. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s