La suprema revelación de Dios

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy leeremos y estudiaremos el primer capítulo de la epístola de Hebreos donde Dios nos da la suprema revelación de su Hijo Jesucristo. Las versiones de hoy son:

El capítulo comienza dando énfasis a que Dios había hablado en el pasado a través de los profetas y en formas variadas como a través de sueños (Dn. 2:3), visiones (Ez. 8:4), ángeles (Zas. 1:9), una zarza en llamas (Éx. 3:4) y directamente por medio de la palabra. Más sin embargo, en los postreros días, Él nos ha hablado a través de su Hijo. Esta revelación dada a través de Jesucristo era mayor a la que fue dada por los profetas e incluso es superior a los ángeles pues es el eterno Hijo de Dios y el hombre glorificado y exaltado.

Tan es así que el autor de Hebreos describe las 7 excelencias del Hijo de Dios, a través de quien habla ahora. Veamos…Jesucristo es:

  1. el Heredero de todo
  2. el Creador del universo, los cielos y la tierra
  3. el Reflejo Divino
  4. la Imagen de Dios
  5. el Sustentador del mundo con su Palabra
  6. el Purificador de nuestros pecados
  7. el que está sentado a la Diestra de su Padre en su trono

angeles-1

El capítulo concluye con una presentación de los ángeles como siervos de Dios creados para ministrar a sus creyentes mientras que da un vivido retrato de que su Hijo es digno de recibir toda la adoración de los ángeles. De igual manera Jesucristo es digno de recibir toda nuestra adoración…estamos llamados a adorarle en Espíritu y en Verdad pues tales adoradores busca Él.

Reflexionemos: ¿Estamos adorando en Espíritu y en Verdad?

Oración: Padre, te damos gracias porque Tú siempre nos hablas y nos encaminas en este gran viaje que se llama vida. Te damos gracias por tu hermoso Hijo, el creador del universo que vino a este mundo a purificarnos de todo pecado. Tu Palabra nos exhorta a adorarlo tal como los ángeles lo hacen en el cielo y de tal manera debemos hacerlo. Ayúdanos a ser adoradores de Cristo en espíritu y en verdad. Queremos agradarte a Ti y exaltar el hermoso nombre de Jesús. En su poderoso nombre, Amén.

Tengan todos un día bendecido y el Señor les bendiga. Nos veremos aquí mañana con el capítulo 2.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s