Dios es un Dios, cumplidor de promesas

Hola mis amados hermanos, Dios les bendiga. Hoy nos encontramos en el capítulo 6 de nuestro estudio de Hebreos, donde estudiaremos la importancia de avanzar en nuestra fe…caminar hacia adelante siempre prosiguiendo a la meta y termina dándonos un recordatorio de que nuestro Dios es un Dios de promesas. Las versiones de hoy son:

12677348_1752437741634481_851816693_n

El capítulo comienza mencionando seis doctrinas que constituyen los principios fundamentales de la vida espiritual: (1) arrepentimiento, (2) fe en Dios, (3) bautismo, (4) imposición de manos, (5) resurrección de los muertos y (6) juicio eterno. Estos fundamentos son para que el cristiano construya su vida sobre ellos con la ayuda de Dios…en total dependencia de Él. Sin embargo, habrán muchos que experimentarán la gracia salvadora de Dios y luego renunciaran por completo a Cristo abandonando así deliberadamente la fe cristiana, cayendo así en la apostasía y confrontando grandes consecuencias.

Es por esta razón que el autor de Hebreos, insta a sus lectores a mostrar la realidad de su fe al permanecer comprometidos a Cristo ofreciendo así obras leales y en amor para poder así lograr una madurez plena obedeciendo las promesas de Dios y esperando confiadamente en Él. Tenemos razones suficientes para esperar en las promesas de Dios confiadamente ya que Él no miente, Él es un Dios de verdad y lo que Él promete, Él lo cumple. El cumplimiento de su promesa a Abraham nos ofrece una seguridad de que Él hace lo que promete. Vivamos nuestras vidas ancladas a Dios y a su Hijo Jesucristo. Un ancla es tan segura como aquello a lo que está atada y no hay mejor ancla que nuestro Padre Celestial.

Para concluir, quiero dejarles tan solo algunas de las miles de promesas que Dios nos ha hecho en su Palabra para que nos aliente y nos de esperanza. Nosotros le servimos a un Dios, cumplidor de promesas. Alabado sea su nombre.

  1. Él sobrelleva nuestras cargas – “Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador,
    que día tras día sobrelleva nuestras cargas.” ~ Salmo 68:19
  2. Él siempre obra a nuestro favor y para nuestro bien – “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.” ~ Romanos 8:28
  3. Él cuida de nosotros – “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.” ~ 1 Pedro 5:7
  4. Él suple todas nuestras necesidades – “Su divino poder, al darnos el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y potencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda.” ~ 2 Pedro 1:3
  5. Él cuida nuestros corazones y pensamientos – “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” ~ Filipenses 4:6-7
  6. Él nos guía a toda verdad – “Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir.” ~ Juan 16:13
  7. Él oye y contesta nuestras oraciones – “Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.” ~ 1 Juan 5:14-15
  8. Él nos da paz – “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.” ~ Juan 14:27
  9. Él nos da consuelo – “Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, 4 quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.” ~ 2 Corintios 1:3-4
  10. Él nos fortalece – “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa. ” ~ Isaías 41:10

Como les mencioné, estas son solo algunas de las promesas que Dios hace a sus hijos. Agarremonos de esas promesas y vivamos confiadamente y descansemos en la paz del Señor.

Reflexión: Analice y profundice en lo siguiente: “La fe mira a aquel que promete; la esperanza contempla las cosas que han sido prometidas.”

Oración: Padre, te damos gracias porque eres un Dios cumplidor de promesas. No eres hombre para que mientas, ni hijo de hombre para que te arrepientas. Gracias te damos por las miles de promesas que le has hecho a tus hijos a través de tu Palabra. Gracias porque a pesar de que te fallamos a diario, Tú permaneces siempre fiel a tus promesas. Gracias por esa palabra dada a cada uno de nosotros, la cual esperaremos confiadamente y pacientemente a su cumplimiento. Si hubiese alguna duda o impaciencia en nuestros corazones por favor remplázalos con tu paz. En el nombre poderoso de Jesús.

Tengan todos un día bendecido y nos veremos aquí mañana con el capítulo 7. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s