Guía de Estudio Evangelio de Juan

Hola hermanos:

Aquí les dejo la guía completa en un solo documento del Evangelio de Juan.

Evangelio de Juan

Guía de Estudio

Hija del Altísimo,

Bessie

Verdad en Acción

Hola, amados hermanos. Espero que se encuentren bien y que estén poniéndose al día con el estudio de Juan, si se atrasaron un poco.

Decidí pasar por aquí para dejarles con algunas verdades que nos enseña el Evangelio de Juan y que todo cristiano debe poner en acción y para darles un gran anuncio al final del post.

Algunas verdades que aprendimos de Juan y debemos poner en práctica:

  1. Juzga las cosas espirituales según las normas del Espíritu y no por las apariencias. – Juan 7:24
  2. Exalta a Jesús en tu vida y servicio para atraer la gente a Él. – Juan 12:32
  3. Reconoce que el amor conduce a la obediencia a Jesús y a dedicar la vida al servicio cristiano. – Juan 15:9-14
  4. Dedícate a trabajar por la unidad de la iglesia. – Juan 17:20-23
  5. Rechaza el ser independiente de Dios. Cultiva una relación cada más dependiente con Jesucristo. – Juan 15:1-8
  6. Practica la obediencia instantánea a cualquier cosa que Cristo te mande. – Juan 2:5
  7. Haz solamente lo que ves a Jesús hacer, exactamente como Él que solo hizo lo que vio hacer al Padre. – Juan 5:16-23
  8. Adora a Dios con frecuencia, empleando tu lenguaje espiritual tanto como tu entendimiento. – Juan 4:21-24
  9. Obedece a Dios. Armoniza tu voluntad con la suya y recibe comprensión de su Palabra. – Juan 7:17
  10. Demuestra tu amor por Jesús obedeciéndole. Guarda diligentemente la Palabra de Dios para su presencia siempre more en ti. – Juan 14:15-24
  11. Comprende que es imposible percibir y entrar en el reino de Dios sin renacer espiritualmente. – Juan 3:3
  12. Comprende que el Espíritu Santo hace posible que la gente de Dios comprenda y viva en la verdad. – Juan 14:25-26
  13. Pídele al Espíritu Santo que traiga convencimiento al corazón de las personas. Comprende que es uno de sus ministerios fundamentales. – Juan 16:8-11
  14. Comprende que conocer la verdad de la Palabra de Dios es posible a través del Espíritu Santo. – Juan 16:12-15
  15. Cree en los milagros de Jesús. – Juan 10:37-38
  16. Comprende que la gloria de Dios se revela a aquellos que creen. – Juan 11:40
  17. Reconoce que lo que practicas de la Palabra de Dios es lo que trae bendición para ti y los demás. – Juan 13:17
  18. Reconoce que Jesús es el único camino a Dios. Conoce a Jesús para que conozcas a Dios. – Juan 14:6-7
  19. Ora y espera que Él hará. – Juan 14:12-14
  20. No dejes de pedir al Padre aquellas cosas que necesitas para vivir y hacer su obra. – Juan 16:24

Bueno mis hermanos, espero que este estudio de Juan haya sido de bendición para cada uno de ustedes como lo ha sido para mí. Espero también que conozcan un poco más a Dios  a través de su Hijo, Jesucristo.

Ahora para el anuncio que les mencioné:

wpid-storagesdcard0SnapseedGénesis-banner_1.jpg

Les espero…Dios los bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

La Gran Comisión

Bueno hermanos, hemos llegado al final del estudio del Evangelio de Juan. Espero que este estudio haya sido de bendición para ustedes como lo fue para mi. Hoy concluiremos con la Gran Comisión dada por Jesús a los apóstoles y como consecuencia a cada uno de sus discípulos…o sea, a usted y a mi.

Enviado por el Padre

“Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.” ~ Juan 20:19-21

La palabra envió proviene de la palabra “apostello” y quiere decir comisionar, separar para un servicio especial, enviar un mensaje por medio de alguien o con una misión, equipar y mandar a alguien con el respaldo completo y la autoridad de quien lo envía.

¿Por qué es importante la Gran Comisión? La Gran Comisión es de suma importancia para la vida del cristiano ya que cada uno de nosotros estamos comisionados con un mandato y un mensaje. El Evangelio de Juan presenta la deidad de Jesús, el Hijo de Dios. Como Dios, Él ha creado todas las cosas y como Dios Él ha venido a redimir a todos, a traer plenitud del perdón divino. Sus discípulos comparten este aspecto de su misión: ir por el mundo anunciando el perdón de Dios y las buenas nuevas de salvación.

Estos versículos declaran un mandato y una misión: “Así también yo los envío” – de la misma manera que el Padre envió a su Hijo para traer salvación a todos los seres humanos que crean, así somos enviados nosotros para que a todos llegue ese mensaje divino. Nosotros somos enviados como portadores de ese gran mensaje que es la salvación, a fin de llevar el espíritu de su verdad: el perdón de pecados.

Guíanos

Solamente el aliento de su Espíritu nos puede capacitar para marchar obedientemente hacia ese objetivo. El mensaje – la salvación – y su significado – el perdón – son nuestros, con el compromiso de que los entreguemos; necesitamos recibir el Espíritu Santo para hacer ambas cosas. Esto, amados hermanos, es nuestra Gran Comisión. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

El Consolador

Buenas hermanos, sean todos bendecidos. Hoy vamos a estar hablando brevemente del Espíritu Santo. Este es un tema maravilloso, muy amplio y exquisito para estudiar; por lo cual les exhorto que lo estudien con más profundidad.

Juan 4.16

En el Evangelio de Juan vemos que la primera mención del Espíritu Santo es en el capítulo 7 (Juan 7:37-39) donde Jesús declara que todo aquel que crea en Él recibirá al Espíritu Santo y a consecuencia ríos de agua viva correrán por el interior de esa persona. Con esta simple ilustración, mi corazón se llena de gozo y me siento más que bendecida de saber que el Espíritu Santo habita en mi y por ende fluyen ríos de agua viva.

Sin embargo no es hasta el capítulo 14 donde dicha promesa se hace más clara. Veamos los versículos 15-18, 26:

“Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.” ~ Juan 14:15-18

“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.” ~ Juan 14:26

Consolador

Como pudimos ver a través de nuestro estudio de Juan, este Evangelio presta gran atención al Espíritu Santo. Este es el primero de varios pasajes que enseñan sobre la naturaleza y el papel del Espíritu Santo en la vida de la iglesia y del creyente.

Aquí se menciona al Espíritu Santo amo el “Consolador” que estará con los discípulos siempre. Algo de importancia que debemos notar es que Jesús llamó al Espíritu Santo “otro” Consolador, sugiriendo así que la obra del Espíritu Santo tomaría su lugar en las vidas de sus discípulos.

La palabra Consolador es un término que se refiere a cualquier ayuda ofrecida en tiempo de necesidad. La palabra griega es Paracleto, que quiere decir consejero, animador, exhortador, consolador e intercesor. ¡Wow, cuantas funciones maravillosas tiene nuestro Consolador! Y más allá de eso, siempre estará junto al pueblo de Dios.

Otra referencia sobre el Espíritu Santo es el “Espíritu de Verdad”. Esto significa que la verdad caracteriza a la naturaleza y misión del Espíritu. Él testifica de la verdad de Dios en Cristo y atrae a las personas hacia esa verdad a través de la convicción que conduce al arrepentimiento y la fe.

Para concluir, vamos a discutir la obra del Espíritu Santo, según el Evangelio de Juan.

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí; de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.” ~ Juan 16:7-15

En estos versículos Jesús deja en claro la obra de convicción del Espíritu Santo y como está todo relacionado con la obra y la persona de Cristo. Veamos:

  1. El Espíritu Santo convencería al mundo de su error en cuanto al pecado que resulta de la falta de fe en Jesús (v. 9)
  2. El Espíritu Santo convencería al mundo de su error en cuanto a la justicia a la luz de la vida de Jesús (v.10)
  3. El Espíritu Santo convencería al mundo de su error respecto del juicio porque Jesús derrotó al príncipe del mundo que ahora está condenado (v.11)

Es solo a través del Espíritu Santo que un individuo puede ser llevado al arrepentimiento que conduce a la fe. No son las buenas obras las que pueden cambiar nuestra posición delante de Dios, sino la obra de Cristo en la cruz. El Espíritu capacita al seguidor de Cristo para vivir la vida de Cristo.

Es el Espíritu de Verdad que nos guiará a toda verdad y nos revela a Cristo, llevándonos así a poner a Cristo en el centro y glorificarlo con nuestra manera de vivir. Que hermosa labor la del Espíritu Santo y que hermosa esperanza nos da nuestro “Consolador”. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

Jesús “El Gran Yo Soy”

Buenas mis hermanos, Dios les bendiga. Hoy continuamos con los últimos dos dichos de “Yo Soy” que caracterizan a Jesús en el Evangelio de Juan. Ya estudiamos que Jesús es:

  1. El Pan de Vida
  2. La Luz del Mundo
  3. La Puerta de las Ovejas
  4. El Buen Pastor
  5. La Resurrección y la Vida

Hoy continuamos con los últimos “Yo Soy”.

“Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida”

El camino la verdad y la vida

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”~ Juan 14:6

El sexto “Yo Soy” de Jesús como podemos ver es triple; las dos últimas expresiones explican el sentido en el que Jesús es el camino al Padre y Él es la verdad acerca de Dios y de la verdadera vida divina. Como tal, Él nos revela la verdad y nos da vida.

“Yo Soy la Vid Verdadera”

La vid verdadera

“Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.” ~ Juan 15:1

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” ~ Juan 15:5

El séptimo “Yo Soy”, la última auto-designación de Jesús en este Evangelio, se repite como vemos aquí en el versículo 5 y describe la relación entre Jesús y sus discípulos . Su trasfondo es Isaías 5:1-7 donde nos habla de la parábola de la viña y se compara a Israel con un viñedo amorosamente cuidado por Dios. Pero a diferencia de Israel, Jesús es la vid verdadera; es decir, real, genuina.

Con esto concluimos los dicho de el “Yo Soy”. Como les mencioné ayer, estos dichos a mi me traen mucha esperanza y me llenan de fe. Realmente le servimos a un Dios maravilloso.

Mañana, estudiaremos al Espíritu Santo presentado en el Evangelio de Juan y el viernes estudiaremos la Gran Comisión y con eso concluiremos el estudio del Evangelio de Juan. Luego vamos a tomar unos días de receso para que si usted por alguna razón u otra se atrasó un poco en el estudio pueda ponerse al día y terminar al estudio. Nos veremos aquí mañana. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie

El Buen Pastor, la Resurrección y la Vida

Buenas hermanos:

Ayer discutimos tres de los siete “Yo Soy” declarados por Jesús y hoy discutiremos dos más. Estos “Yo Soy” a mi me llenan de esperanza y sobre todo de fe…saber y conocer al Gran Yo Soy es una de las bendiciones más grandes del cristiano.

“Yo Soy el Buen Pastor”

El buen pastor

“Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” ~ Juan 10:11

“Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,…” ~ Juan 10:14

El cuarto “Yo Soy” de Jesús declara que Él es el buen pastor, una de las imágenes más grandes de Jesús. Primero, Él es la puerta del redil de las ovejas, lo cual significa que nadie puede entrar al redil por cualquier otro medio que no sea Jesús mismo. Solo a través de Jesucristo uno puede ser reconciliado con Dios y llevado a la vida eterna. Segundo, Jesús conduce a sus ovejas. Ninguna otra voz es la verdadera voz. Tercero, como el buen Pastor, Jesús protege a su rebaño motivado por el amor a su ovejas, incluso al punto de la muerte.

“Yo Soy la Resurrección y la Vida”

La resurrecición

“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.” ~ Juan 11:25

El quinto “Yo Soy” declara que Jesús es la resurrección y la vida. Jesús resucitó de los muertos y venció a la muerte convirtiéndose así en la resurrección y la vida para todo el que en Él crea. Todos moriremos algún día. La muerte es algo firme e inevitable en la vida del ser humano, que entró a causa del pecados. Muchas personas le tienen terror a la muerte pero para el cristiano, la muerte no es el fin…ya que al depositar nuestra confianza y nuestra fe en Jesús: la resurrección y la vida, nosotros también resucitaremos algún día y tendremos vida eterna con Él.

Mañana concluimos con los últimos tres “Yo Soy”. Que tengan un día bendecido.

Hija del Altísimo,

Bessie

El Gran Yo Soy

Bendecidos sean todos hermanos míos. Hoy estudiaremos brevemente tres de los siete dichos de “Yo Soy” registrados únicamente en el Evangelio de Juan. Estos son importantes para que conozcamos más de Dios y su naturaleza.

“Yo Soy el Pan de Vida”

El pan de vida

“Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.” ~ Juan 6:35

Este es el primero de los siete “Yo Soy” donde Jesús se revela como el verdadero pan celestial y el poder sustentador de la vida. Jesús afirma que todo el que viene a Él jamás será rechazado y a consecuencia jamás tendrá hambre ni sed.

“Yo Soy la Luz del Mundo”

La luz del mundo

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” ~ Juan 8:12

Esta es la segunda de las siete declaraciones donde Jesús se revela como la luz del mundo y donde se presupone que el mundo aparte de Él se encuentra en tinieblas, más el que le sigue tendrá la luz de la vida a través de Él.

“Yo Soy la Puerta de las Ovejas”

La puerta de las ovejas

“Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.” ~ Juan 10:7

El tercer “Yo Soy” pronunciado por Jesús lo presenta como la puerta de las ovejas. La imagen contrasta la protección que Jesús da a las ovejas en el redil con los usurpadores, los falsos profetas de los tiempos del Antiguo Testamento y los falsos mesías de tiempos más recientes. Entrar al redil a través de Jesús es una acción salvadora y provee a las ovejas de vida abundante y provisiones.

Mañana continuamos con los siguientes “Yo Soy”. Ya estamos por concluir el estudio del Evangelio de Juan, un Evangelio maravilloso que nos revela del carácter de Dios y de Cristo. Espero que haya sido de bendición para ustedes como ha sido para mí. Dios les bendiga.

Hija del Altísimo,

Bessie